Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Alarza, nuevo líder del Mundial de triatlón pese al 'doblete' de los Brownlee en Leeds

12 | 06 | 2017
Triatlón | Fernando Alarza
Alarza, nuevo líder del Mundial de triatlón pese al 'doblete' de los Brownlee en Leeds Fernando Alarza
Alarza, nuevo líder del Mundial de triatlón pese al 'doblete' de los Brownlee en Leeds

Los hermanos Brownlee, Alistair y Jonathan, oro y plata olímpicos en los Juegos de Río (Brasil), volvieron a exhibirse al lograr este domingo un nuevo doblete, en Leeds, sede de la cuarta prueba del Mundial de triatlón, donde el español Fernando Alarza acabó tercero para tomar el liderato.

Alistair, de 29 años y doble campeón olímpico, amplió a 22 su propio récord de triunfos en el Mundial, al cubrir "su" circuito, de 1.500 metros a nado, 38,6 kilómetros en bici y 10 más de carrera a pie, en una hora, 46 minutos y 51 segundos,12 menos que su hermano menor y con 38 de ventaja sobre el talaverano Alarza, que, tras acabar cuarto en Abu Dhabi, tercero en Gold Coast (Australia) y segundo en Yokohama (Japón), es el nuevo líder del campeonato.

El principal aliciente de la prueba disputada en la localidad de West Yorkshire era ver competir de nuevo juntos a los dos hermanos más famosos de la historia del triatlón. Después de protagonizar dos imágenes que dieron la vuelta al mundo: la de Río, donde firmaron un doblete histórico; y la Cozumel (México), donde Jonathan -campeón mundial en 2012- perdió la opción de lograr un segundo título al cruzar la meta completamente desorientado y dando tumbos, ayudado durante los últimos metros por Alistair.

Presentaba, además, la incógnita acerca del estado del mayor de los familiares -asimismo doble campeón del mundo, en 2009 y 2011-, que en Río se convirtió en el primer triatleta de la historia en repetir oro olímpico y que este año no había tocado la distancia olímpica, sin disputar ninguna prueba del Mundial.

Centrado en la media y la larga distancia, con triunfos en el 70.3 de St. George (Utah, Estados Unidas) y en otro medio Ironman (1,9 kilómetros nadando, 90 en bici y medio maratón -21,097 kilómetros- a pie), el de Mogán (Gran Canaria); el mayor de los Brownlee se había retirado, no obstante, el pasado fin de semana en la prueba inaugural de esa distancia del 'Championship', en Eslovaquia.

Su hermano Jonathan, de 27, tampoco había tenido un gran arranque de temporada, saliendo de distintas lesiones, primero; y al accidentarse, después, en el segmento ciclista en Yokohama (Japón). Lo que no le impidió agarrar la (rota) bici, llevarla a hombros durante el último kilómetro y completar la prueba para acabar el 42.

Séptimo doblete de los Brownlee en un Mundial

Esta vez y con el aliciente de repetir su doblete en casa del año pasado, cuando Leeds debutó en el calendario, no podía ser de otra manera. Salieron en cabeza del Lago Waterloo, donde se nadó con neopreno, y de cuyas emergió primero, como era de esperar, el eslovaco Richard Varga.

Y no esperaron ni un segundo: nada más coger la bici demarraron. Inicialmente, junto a los franceses Aurelien Raphael y Pierre Le Corre, que no aguantaron el tirón todo el tramo de enlace, de unos 10 kilómetros, entre el Roundhay Park -donde estaba la primera transición- con el centro de la ciudad -zona de la segunda y de la meta-.

Los Brownlee llegaron a su ciudad haciendo una contrarreloj a dúo, con sólo siete segundos de ventaja sobre el grupo perseguidor, en el que viajaban Alarza y el tinerfeño Vicente Hernández, que, recién recuperado de una fascitis plantar, acabó en una notable novena plaza. Resultados que, junto al decimoctavo del sub'23 gallego Antonio Serrat, completaron una sensacional actuación del equipo que dirige el vizcaíno Iñaki Arenal. Que cuenta por títulos mundiales los años que lleva al frente de la selección española.

A primera vista una ventaja menor, los hermanos más salvajes del triatlón, se aprovecharon del estrecho y técnico circuito ciclista urbano para ir aumentándola en pareja, frente al gran grupo, desfavorecido por las pronunciadas curvas.

En la segunda de las siete vueltas en bici sacaban 24 segundos, que elevaron a un minuto tras la cuarta. Y se bajaron a correr con 1:15 de ventaja.

No hubo desvanecimientos y los Brownlee volvieron a ganar a lo grande, con su octavo 'doblete' en una gran prueba internacional. El séptimo en el Mundial, ampliando una serie que arrancó en 2011 en Madrid. A los que unen el más glorioso, en Río.

Alistair confirmó que es quien manda en su casa y dejó atrás a su hermano a falta de cuatro kilómetros. Ganó sin problemas y provocó, junto al segundo puesto Jonny, un nuevo delirio en Leeds.

Alarza evitó un póquer británico, y, tras correr inicialmente junto a ellos, en el cuarto kilómetro del '10 mil' se despidió de Adam Bowden, cuarto este domingo, y Thomas Bishop, quinto.

El noruego Kristian Blummenfelt, el portugués Joao Silva y Le Corre ocuparon los puestos del sexto al octavo, justo por delante de 'Chente'. En otra jornada gloriosa para el triatlón español, que cambia de líder, pero sigue conservando los tres primeros puestos en la general.

Vía: http://www.elmundo.es/deportes/mas-deporte/2017/06/11/593d810be5fdea44148b45eb.html