Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Tenis de Mesa

Posar los ojos sobre la pelota y no perderla de vista jamás, y golpearla con la pala lo más rápidamente posible para tratar de sorprender a tu rival.

Hablar de tenis de mesa es hablar de reflejos, de velocidad, de concentración, de coordinación y de explosividad.

No solo es importante la parte física, también la psicológica. Es indispensable mantener la concentración en todo momento, ya que existen muchos efectos que solo se pueden contrarrestar si estás mentalmente preparado.

Aunque en China sea una religión, lo cierto es que el tenis de mesa es de origen británico. Surgió a finales del S. XIX como una derivación del tenis.  El sonido del impacto de la pelota de celuloide contra la raqueta recubierta de pergamino, y el sonido de la pelota golpeando contra la mesa dieron el nombre más popular con el que se conoce a este deporte: Ping-Pong.

 

Leer másmenos